Mi vecina lo dejó su gil pero se desquita chupándome la pinga

38386

Mi vecina llegó a mi casa el otro día llorando y me dijo que su gil la había dejado por otra, al parecer la jerma estaba bien enamorada del pata porque llegó asada y triste a la vez, le dije que salgamos para que se tranquilice pero ella no quiso, no sé qué estaba pensando la jerma pero salí ganando porque me agarró con fuerza la pinga y me dijo que todos los hombres son iguales pero que igual iba a chupar pinga, así fue como me bajó el pantalón y me comenzó a chupar la pinga como loca, dejé que siga obviamente porque un buen mamón no se le niega a nadie, parece que la tengo más grande que su ex porque no se lo quería sacar de la boca por nada del mundo!