La hermana de mi jermita también exige su trozo

33610

Desde hace un tiempo ya mi cuñadita me estaba mirando raro, a veces le notaba que me miraba la pinga pero ella disimulaba volteando la mirada a otro sitio, tiene más culo que mi enamorada pero está todavía muy chibola ni siquiera ha terminado la universidad pero se nota lo puta que es, en resumen esta flaca me estaba exigiendo su pedazo de pinga porque seguro nos espió cachando con su hermana, pero un día nos quedamos solos y ya no pude hacer nada, pasó lo que pasó y lo grabé, qué rico me caché a esta jerma y en su casa, tenía miedo de que nos descubrieran pero no podía perderme la oportunidad de romper ese culito rico!