Hice anal a mi vecina Sandra y terminó con el culo abierto

49
Share
Copy the link

Sandrita es mi vecina pero no de toda la vida, desde hace poco porque me mudé en enero de este año y me pasé todo el verano corriéndome la paja pues esta jermita andaba de un lado a otro con ropita pegada enseñando el culo como buena puta que es, al toque me di cuenta que es de esas huevonas que se tragan cuanta pinga encuentra por la vida y por supuesto no podía dejar pasar la oportunidad aunque no podía ser tan rochoso de ofrecerle pinga tan rápido, primero tuve que meterle buen floro y con algo de paciencia por fin me pude echar un buen polvo con la flaca y me dieron ganas de hacerle un anal, me obsesioné con ese culito y lo dejé bien abierto como se merece.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *