Caché a la jerma de mi pata porque está demasiado rica

35965

Mi pata y yo hemos librado grandes batallas en las calles de Pamplona contra pandillas de otros barrios, la mayor parte de veces por andar cachando a sus jermas que ni siquiera están tan ricas pero culo es culo, lo que no pensé hacer nunca fue cachar con la jerma de mi pata pero este huevón se consiguió una hembrita bien rica, demasiado diría yo porque cada vez que la veo se me para la pinga y ya no pude aguantar, me tuve que gilear en silencio bajo las penumbras para que no nos descubran y ella como buena cachera atracó y varias veces hemos terminado cachando como locos, a ella le gusta agarrarme la verga antes de metérsela por el culo que por cierto está bien redondito y delicioso!